CC BY-NC-ND 4.0 · Revista Fisioterapia Invasiva / Journal of Invasive Techniques in Physical Therapy 2019; 02(02): 115-116
DOI: 10.1055/s-0039-3402498
Abstract 40
Thieme Revinter Publicações Ltda Rio de Janeiro, Brazil

Efectos adversos asociados a la aplicación de la electrolisis percutánea ecoguiada

Article in several languages: English | español
Valera Garrido F.
1  MVClinic, Madrid, Spain
2  Valencia Basket Club, Valencia, Spain
3  Department of Physiotherapy, Universidad de Murcia, Murcia, Spain
,
Minaya Muñoz F.
1  MVClinic, Madrid, Spain
2  Valencia Basket Club, Valencia, Spain
3  Department of Physiotherapy, Universidad de Murcia, Murcia, Spain
,
Ramírez Martínez P.
1  MVClinic, Madrid, Spain
2  Valencia Basket Club, Valencia, Spain
3  Department of Physiotherapy, Universidad de Murcia, Murcia, Spain
,
Medina i Mirapeix F.
1  MVClinic, Madrid, Spain
2  Valencia Basket Club, Valencia, Spain
3  Department of Physiotherapy, Universidad de Murcia, Murcia, Spain
› Author Affiliations
Further Information

Publication History

Publication Date:
20 December 2019 (online)

Resumen

Introducción La electrolisis percutánea es una técnica de Fisioterapia Invasiva cada vez más empleada en la práctica clínica por parte de los fisioterapeutas, sin embargo, no existe hasta el momento estudios que hayan analizado la presencia de efectos adversos. El objetivo del presente estudio fue evaluar la incidencia de efectos adversos y su impacto asociado a la aplicación de la electrolisis percutánea ecoguiada en alteraciones del sistema neuromusculoesquelético.

Material y Método Estudio prospectivo de serie de casos durante un periodo de 6 meses en el centro Sannus Clinic (Madrid). Se identificó y reclutó una muestra de pacientes, realizándose un seguimiento de 6 semanas tras el alta. Inicialmente se recopiló información relativa a datos demográficos (edad y sexo) y clínicos (estructura afectada, zona y tipo de dolor y proceso asociado a la patología). En cada una de las sesiones realizadas, se aplicó de forma aislada la electrolisis percutánea y se recogieron datos del tratamiento recibido, así como la presencia de efectos adversos. Se consideró efecto adverso cualquier incidente relacionado con la aplicación de la electrolisis percutánea que causara daño, según la percepción del paciente y fisioterapeuta que la aplicó. Se registró el tipo de efecto adverso (dolor, sangrado, hematoma, reacciones vegetativas post-intervención [sudoración, palidez, malestar abdominal], síncope, lesiones cutáneas, lesión de órganos, lesión nerviosa, neumotórax, alergia metal), su momento de aparición (durante la aplicación, después de la aplicación, días sucesivos a la aplicación), su severidad (transitorio (<48h), reversible (solución al alta), irreversible), su impacto (no requirió ninguna intervención específica, necesitó de intervención adicional específica de fisioterapia, necesitó de intervención personal médico (sin ingreso), ingreso hospitalario) y la causalidad (habilidad insuficiente con la técnica, mala praxis, protocolo inadecuado). Se clasificaron los efectos adversos en leves o graves dependiendo de si requería o no alguna intervención.

Resultados 214 pacientes (60.7% hombres; 39.3% mujeres) recibieron un total de 772 sesiones, siendo el número medio (y desviación típica) de sesiones de 3.6 (1.1). A la totalidad de los pacientes tratados con electrolisis percutánea ecoguiada se les aplicó más de una sesión siguiendo la metodología descrita por Valera & Minaya. Los principales motivos de consulta fueron patologías tendinosas (70.5%), musculares (11.7%), ligamentaria (6.5%), capsular-sinovial (5.6%), atrapamiento nervioso (4.2%) y otros (1.4%). Los procesos degenerativos fueron más frecuentes que los inflamatorios de carácter agudo. La mayor incidencia fue en miembros inferiores. Los procesos degenerativos se presentaron significativamente más en los problemas tendinosos. En las 772 sesiones de electrolisis percutánea ecoguiada los efectos adversos más frecuentes fueron el dolor durante la intervención (96.1%) y en los días posteriores (71.1%), así como respuestas vasovagales leves post-intervención (80.1%). Se registró un síncope (0.13%). Todos los efectos fueron transitorios sin impacto. No se detectaron hematomas en los días siguientes tras el leve sangrado cuando se produjo (9.3%). El 1.5% de las intervenciones se llevaron a cabo sobre el tórax, en la proximidad a órganos (0.5%) o nervios periféricos (4.2%) sin ningún efecto adverso. En el seguimiento a las 6 semanas tras el alta no se detectaron efectos adversos.

Conclusiones La electrolisis percutánea es una técnica segura. Los efectos adversos provocados por la aplicación de la electrolisis percutánea son leves, de carácter transitorio, sin impacto para la salud del paciente y siguen un patrón homogéneo. El dolor y la respuesta vasovagal leve asociada a la intervención son frecuentes e inherentes al estímulo generado por la punción y la corriente eléctrica empleada.